Vitrificación de óvulos. ¿Por qué no congelo mis óvulos?
fuente IVI

Como ya sabréis la cantidad de óvulos (reserva ovárica) que tiene una mujer al nacer va disminuyendo con el tiempo, hasta que finalmente se acaba. Además la calidad de los óvulos también disminuye con la edad de la mujer. Por eso cuanto mayores somos, más difícil es que nos quedemos embarazadas.

Cuantas amigas conoces que a partir de los 35 han querido ser madres y o bien les ha costado años, con el desgaste emocional que conlleva, o incluso no han podido.

Si has decidido que quieres tener hijo pero por lo que sea no quieres tenerlo sola, prefieres esperar a tener una pareja estable, o tu vida laboral no te lo permite de momento. Si tienes los recursos ni te lo pienses, no tienen nada que perder y si mucho que ganar.

¿Es peligrosa la vitrificación?

¡Rotundamente no! Ni es peligrosa, ni afecta a la fertilidad ni ninguna pamplina que oigas por ahí. Es un procedimiento 100% seguro cuya fase más invasiva es una punción ovárica que se realiza ambulatoriamente (dura unas dos horas desde que entras hasta que te vas) y que la única molestia que causa es una sedación ligera. ¡Qué no te engañen, ni duele, ni molesta, ni es peligroso! Eso sí tienes que decidirte, la edad máxima para realizar este procedimiento son los 38 años.

De acuerdo me has convencido ¿Y ahora qué?

Bien, el procedimiento es sencillo aunque hay que hacer varias visitas a la clínica y a la farmacia.

Lo primero que tienes que buscar es una clínica que te ofrezca garantías (IVI, Dexeus, etc.). Aléjate de los precios anormalmente bajos ya que uno de los factores que marcan el éxito es la pericia del personal tanto a la hora de establecer las dosis de la medicación como a la hora de extraer y conservar los óvulos.

El tratamiento es relativamente caro su precio normalmente oscila entre los 2.200 y los 3.000 euros, sin contar con la medicación que dependiendo de cada caso puede llegar a los 1.000€ o 1500€. Pero si tienes el dinero, no podrás hacer una inversión mejor.


¿En qué consiste la vitrificación?

Estudio

En primer lugar esta la visita con el ginecólogo que estudiará tu caso y te encargará las pruebas necesarias, normalmente varios análisis de sangre para comprobar tu nivel hormonal, pero pueden llegar a pedirte hasta un análisis genético (análisis de cariotipos en sangre periférica) para descartar anomalías que impidan el embarazo. Esta última prueba tarda unos 20 días y cuesta entre 250 y 400€.

Estimulación farmacológica

Una vez pasada la fase de estudio empezaría la estimulación farmacológica de tus ovarios. Normalmente los ovarios desechan muchos óvulos sin madurar con cada regla. ¿Qué hacemos con esta estimulación? pues bien conseguir que todos esos óvulos que no llegan a madurar, sí que maduren con lo que podrán extraerte entre 1 y 15. En este punto conviene hablarte del síndrome de hiperestimulación ovárica que se produce cuando tus ovarios reaccionan exageradamente ante la medicación. En el caso de la vitríficación no es demasiado preocupante, ya que al primer indicio (durante esta fase tienes que hacer varios controles con el ginecólogo) se suspendería el tratamiento y te extraerían lo óvulos cuando estuvieran maduros. Es difícil que se produzcan complicaciones. Como te decía antes en este punto es vital la pericia de los profesionales de la clínica.

Punción ovárica

Y para terminar la punción ovárica. Se realiza bajo anestesia que puede ser sedación o anestesia total, dependerá de como te vea el ginecólogo. En cualquier caso la intervención no dura más de media hora y tu no estás mas de dos horas y media en la clínica. El procedimiento es sencillo, a través de la vagina guiado por un ecógrafo el ginecólogo introduce la aguja hasta cada uno de los folículos que considera maduros y aspira el liquido que contiene los óvulos.

Vitrificación

Aquí tu ya no tienes que hacer nada 🙂 . En esta última fase se congelan instantáneamente los óvulos sumergiéndolos en nitrógeno líquido a -196º C. Se hace así para evitar la aparición de cristales que puedan afectar a las células. La tasa de supervivencia de los óvulos es muy alta, del orden del 95%.


Bueno ya conoces un poquito mejor lo que es esto de la congelación. Si tienes el dinero y se dan las circunstancias personales, de verdad no dudes. Piensa solo en ti y en tu deseo de ser madre. Olvídate de los Grandes Maestros que aconsejan, que es muy fácil dar consejos hoy en día pero la que sufrirá las consecuencias de una mala decisión serás tú.

Y recuerda, no tienes nada que perder, es un procedimiento 100% seguro que no te llevará mas de un mes y medio y puede salvarte de la mayor decepción de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.