¿Soy mala madre por querer pasar algo de tiempo sin mis bebés?

Hola! 🙂

Hoy hablaremos de un tema que puede parecer de menor importancia pero que resulta fundamental para el bienestar de las madres y de los padres. El tiempo de ocio sin bebés.

¿Alguna vez has pensado? ¡Cómo me apetece pasar algo de tiempo sin mis bebés!

Y es que todos queremos muchísimo a nuestros nenes pero no os engañéis, necesitamos tiempo libre y de ocio sin niños. ¡Que nadie te haga sentir mal por desear más tiempo para ti! Es completamente normal. Lo mereces y no eres peor madre por ello, ni mucho menos. Estarás más descansada, mas feliz y todo lo que influya en tu felicidad influirá en la felicidad de tus bebés.

Con esto no quiero decir que os desentendáis de vuestros peques para pegaros la gran vida. Tenéis una responsabilidad con ellos, además los bebés necesitan el contacto diario con sus padres, sino que es igualmente nocivo sacrificar el 100% de tu tiempo, si no tienes necesidad de hacerlo, solo por un arcaico sentido, socialmente impuesto, del deber materno. Ojo que hay madres y padres que no tienen otro remedio o sencillamente prefieren hacerlo así y son felices. Merecen todo mi respeto y más aun. Pero si tienes recursos, familia, y demás posibilidades y quieres liberarte, aunque sea unas horas, hazlo, es perfectamente normal. No es mejor madre la que más se sacrifica sino la que mejor y más felices educa a sus hijos.

Dicho esto, que es mi opinión personal, y como todas se puede discutir, de hecho os animo a que participéis con vuestros comentarios, analizaremos cuales son las maneras de encontrar ese tiempo de ocio que, por lo menos en mi caso, nos da la vida.

¿Qué hacer?

Lo primero es marcarte un objetivo real, una rutina (ya sabes que con los bebés siempre hay que buscar la rutina). Dos salidas al mes, cuatro salidas al mes, una, las que tu quieras, con las que te sientas cómoda. Una vez has decidido cuándo, hay que pensar cómo.

Pues bien tienes muchas opciones:

  • Familia: Siempre es la primera de nuestras opciones
    • Ventajas: La familia te aporta una confianza que ninguna niñera o guardería puede igualar, además es la opción más económica (si no lo es, ¡Cambia de familia! jajaja)
    • Desventajas: Realmente estás pidiendo un favor. No puedes exigir que estén un día determinado ni unas horas determinadas, además no debes abusar de tu familia. Recuerda que si lo hacen debe ser porque quieren, no los obligues.
  • Niñera/o: Mi recomendación es que no sea ni demasiado joven, de 25 años en adelante, ni demasiado mayor, menos de 60, ya que en el primer caso no tendría la responsabilidad ni la experiencia suficiente para cuidar de un bebé y en el segundo caso no tendría la energía necesaria. Ojo que seguro que hay chavales jóvenes muy responsables y con experiencia en el cuidado de niños y personas mayores de 60 años con muchísima energía, pero te hablo como norma general.
    • Ventajas: Es la opción que mejor se adapta a tu tiempo. Puedes concertar una tarifa mensual, o sencillamente buscarte una por horas. Su precio está entre los 5 y los 12 euros la hora, depende de la ciudad. La niñera se desplaza hasta tu casa con lo que tus peques no pierden la rutina diaria.
    • Desventajas: No dejas de estar metiendo a una o un desconocido en tu casa, a cuidar de tus hijos. Te recomiendo que compres una cámara IP que puedas controlar desde el móvil estarás mucho más tranquila. Si la instalas tienes que avisar a la persona que va a cuidar de tus hijos de que hay una cámara. En pueblos pequeños puede llegar a ser complicado encontrar niñera. Lo más fácil es acudir a una guardería cercana y preguntarle a los empleados, con suerte a alguno le interesará el trabajo que le ofreces.
  • Interna/o: Te lo recomiendo si tienes muchos hijos, poco tiempo y mucho dinero.
    • Ventajas: Es la opción que más trabajo te quita. Pasa 8 horas al día con tus hijos lo que te permite, trabajar, salir, relacionarte, etc. Se encarga de la comida de los nenes, desde hacerla hasta dársela. Tus hijos pueden aprender inglés muy fácilmente. Hoy en día casi todos los internos hablan inglés y lo más normal es que los padres pidan a estos empleados que les hablen exclusivamente en inglés a sus hijos.
    • Desventajas: Evidentemente no es para todos los bolsillos. Su coste es de aproximadamente 1100€ al mes incluyendo los seguros sociales (la Seguridad Social) que son obligatorios para todos los trabajadores del hogar desde enero del 2012. Como todos los trabajadores, los internos tienen derecho a un mes de vacaciones remuneradas al año. Al igual que en el caso anterior estas metiendo a un o una extraña en tu casa, solo que en este caso vivirá contigo con la pérdida de intimidad que eso representa. Además necesitarás habilitar una estancia para que pueda dormir. Por último tus nenes son criados en gran parte por una persona ajena a ti y que no tiene autoridad paterna o materna y eso el niño lo sabe cuando es suficientemente mayor.
  • Au pair: Una o un au pair es una persona que viene al país a aprender el idioma. Se quedará al cuidado de tus hijos a cambio de alojamiento (necesitas disponer de una habitación libre en tu casa) y una manutención mensual.
    • Ventajas: Es más económico que otras opciones como la interna, unos 400€ al mes más la comida. Tu hija o hijo aprenderá muy bien su idioma (te aviso de que inglesas y americanas son las más difíciles de encontrar). Se contratan normalmente a través de una agencia, algo que te da cierta seguridad. Tus hijos verán al au pair como a un hermano mayor, que tiene autoridad y toma sus decisiones de manera autónoma, no como a un empleado del hogar que normalmente hace lo que se le dice. Se pueden contratar por meses, trimestres, semestres o incluso años.
    • Desventajas: Normalmente son muy jóvenes, con todo lo que esto representa. No tienes una autoridad real sobre ellas o ellos, en la práctica es como tener un hijo más de esa edad, lo único que le puedes exigir es que se encargue de los niños las horas pactadas, el resto es consensuado. Como en los casos anteriores estás metiendo a un extraño en tu casa, sin embargo, si das con la persona adecuada, esta experiencia puede ser muy enriquecedora ya que al final será como un miembro más de la familia. Puede ser difícil encontrar alguien si vives en un pueblo o ciudad pequeña.
  • CEI/Guardería: Las hay públicas o privadas. En este post encontraras todos los detalles.
    • Ventajas:  Tu bebé se relacionará con otros niños lo que es fundamental para su desarrollo. El precio de las guarderías públicas es accesible. (Desde 50 a 300 euros al mes depende del ayuntamiento), aunque se ha encarecido bastante. En algunas Comunidades Autónomas existen ayudas para las familias con menos recursos. Lo que más puntúa en el baremo para conseguir plaza en una guardería pública es que todos los tutores legales trabajen y la cercanía del hogar al centro educativo (depende de cada CA.).
    • Desventajas: Conseguir plaza en una guardería o en un CEI. público llega a ser casi como conseguir sitio para sentarse en el Metro de Madrid a las 9 de la mañana. Recuerda que la educación en niños de 0 a 3 años no es obligatoria ni gratuita en España por lo que el Estado normalmente pasa del tema. De hecho en España solo el 21% de los niños de esa edad están matriculados en una guardería. Fuente Eurostat. El precio de una guardería privada llega a ser prohibitivo. Además hay que elegirlas con mucho más cuidado ya que no tienes la garantía que te da la Administración Pública. Los horarios no son flexibles en la mayoría de los casos.
  • Madres y padres de día o casas canguro: Este modelo está aterrizando ahora en España. Son normalmente mujeres con formación en psicopedagogía que cuidan de entre 3 a 4 bebés como máximo (Depende de la regulación de la Comunidad Autónoma) en una casa particular, normalmente la suya.
    • Ventajas: Tu bebé se relacionará con otros niños lo que es fundamental para su desarrollo. El cuidador debe tener obligatoriamente formación. Puede ser una buena alternativa si vives en una gran ciudad donde es muy complicado encontrar plaza en una guardería.
    • Desventajas: Esta actividad está solamente regulada en Madrid, Barcelona, Navarra y Aragón cada una con sus leyes particulares. El precio es similar al de una guardería privada. Los horarios no son flexibles en la mayoría de los casos.

Conviene decir que hasta que los bebés no tengan como mínimo dos meses no te recomiendo que los dejes al cuidado de terceras personas sean quienes sean. 

Como ves la oferta es amplia así que te repito si puedes acceder a alguna de ellas. No lo dudes, no te sientas mal, utilízalas y disfruta un poco de ti, de tu pareja, de tus amigos y de tu tiempo. Como ya te he dicho no eres peor madre o padre por ello, ni muchísimo menos.

Te recomiendo que leas también No eres mala madre por no dar de mamar

La Boticaria de Feria.

Total
30
Shares

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.