Síntomas de que algo no va bien en el embarazo. Urgencias ginecológicas en el embarazo

Si estas embarazada y notas que algo no va bien lo mejor es que acudas a urgencias. En cualquier caso, a continuación te voy a dar unas pistas para que lo tengas un poco más claro.

En primer lugar deberías leer mi post sobre enfermedades y dolencias más comunes durante el embarazo. En el te explico cuales son las dolencias más habituales (normalmente leves) que te acompañarán, o no, durante el embarazo.

En cuanto a las urgencias las distinguimos según el momento del embarazo en el que aparezcan y son justo eso, urgencias:

Primer trimestre

Sangrado

Durante las primeras 12 semanas, puede ser más o menos abundante que una regla y venir acompañado, o no, de dolor abdominal. Se trata de sangre, no es un flujo anormal ni una mancha marrón o rosada (que pueden ser normales). Es una amenaza de aborto en la mayoría de los casos. Si te ocurre debes acudir a tu ginecólogo cuanto antes o a urgencias.


Embarazo ectópico

Se produce cuando el embrión se implanta fuera del útero, normalmente en una de las trompas. Sus síntomas pueden no aparecer (en una fase temprana), aparecer solos o en combinación, se agravan con el tiempo y son:

  • Sangrado oscuro e irregular
  • Dolor abdominal

Se trata de un embarazo con lo que también debes notar, ausencia de regla y si te haces un test de embarazo este dará positivo.

Ante la mínima sospecha acude al ginecólogo. En cualquier caso el diagnóstico te lo dará el ginecólogo en la primera ecografía.

Las complicaciones pueden ser extremadamente graves llegando a comprometer la vida de la mujer. El embarazo en este caso no es viable.


Enfermedad trofoblástica gestacional

Básicamente es un crecimiento anormal de las células embrionarias que posteriormente formarán la placenta. Sus síntomas son:

  • Hiperemesis: vómitos frecuentes que te imposibilitan comer o ingerir líquidos.
  • Preeclampsia precoz: hipertensión arterial.
  • Hipertiroidismo.

Desgraciadamente acaba con la aspiración del contenido uterino en la mayoría de los casos.


Hiperemesis gravídica

Este síndrome se caracteriza fundamentalmente por fuertes vómitos que impiden la ingesta de alimentos sólidos o líquidos y producen una pérdida de peso en la mujer. Puede aparecer además con deshidratación, taquicardia o ictericia. Si llevas 12 horas o más sin poder ingerir alimentos o líquidos acude inmediatamente a urgencias.

Complicaciones: deshidratación, escaso crecimiento fetal.


Segundo y tercer trimestre

Placenta previa

Se produce cuando la placenta se encuentra muy próxima al cuello uterino llegando a taponarlo. Sus principal síntoma es un sangrado rojo más o menos abundante que se manifiesta de súbito y sin dolor. Si te ocurre esto acude inmediatamente a urgencias, donde te realizarán una ecografía para confirmar el diagnóstico.


Desprendimiento prematuro de placenta

Es justo eso, la placenta se desprende del útero antes de tiempo. Se presenta con dolor abdominal intenso, sangrado y endurecimiento del abdomen. Si te pasa acude inmediatamente a urgencias.


Hipertensión arterial

Cualquier tensión anormalmente alta ≥140/90 (siempre que nuestra tensión antes del embarazo fuera normal) debe ser valorada por un médico. Si la tensión sube de 160/110 debes acudir inmediatamente a urgencias así como si la hipertensión se acompaña de dolor de cabeza, fotopsia (ves puntitos), o dolor abdominal.

Medidas de prevención: hábitos de vida saludables y llevar una dieta equilibrada baja en sodio (sal).


Muerte fetal

La principal forma de darse cuenta es la ausencia de movimientos del feto. Si notas que el feto se mueve menos o que ha dejado de moverse acude al ginecólogo cuanto antes. Lo normal son, por lo menos, 10 movimientos cada dos horas pero eso te lo tendrá que decir el ginecólogo que lleve tu embarazo (hay niños que se mueven más que otros).


Golpes durante el embarazo

Ante un traumatismo directo en el abdomen las principales complicaciones que puedes sufrir son, desprendimiento de placenta, rotura de membranas (rotura de aguas) o parto prematuro. Si en las horas posteriores al golpe aparece cualquier sangrado vaginal, acude inmediatamente a urgencias. Así mismo es recomendable una revisión ginecológica aunque no hayas sangrado.


Pielonefritis (complicación de la cistitis)

Se presenta con uno o varios de estos síntomas, dolor al orinar, sangre en la orina, aumento de la frecuencia con la que hacemos pipí, dolor abdominal o en la parte baja de la espalda. si te ocurre esto acude inmediatamente a urgencias. De hecho es conveniente que ante las primeras molestias al orinar acudas al médico. La pielonefritis puede comprometer la vida del feto y la salud renal de la madre de forma irreversible.

Como prevenirla: realízate los análisis de orina pertinentes con tu ginecólogo, acude al médico en cuanto notes las primeras molestias al orinar, bebe mucha agua, no aguantes las ganas de orinar y lleva unos hábitos de vida y de alimentación saludables.


Toxoplasmosis

Se trata de una infección producida por un parásito. Normalmente es asintomática, se detectará en uno de los muchos análisis que te harás. Si contraes el parásito durante el embarazo las complicaciones pueden ser graves.

Como prevenirla: Evita comer alimentos crudos o poco cocinados, lava bien las verduras o desinféctalas con Amukina®, en los restaurantes pregunta siempre si el pescado ha sido congelado previamente, no convivas con gatos durante el embarazo.


Fiebre

Ante cualquier episodio de fiebre por encima de los 38º acude inmediatamente a urgencias


Para resumir, si padeces cualquier sangrado vaginal durante el embarazo debes acudir a urgencias. Así mismo cualquier molestia al orinar debe ser tratada, al igual que el dolor abdominal agudo o la fiebre por encima de 38º. Tu eres la que mejor conoce tu cuerpo si notas algo raro no lo dudes, acude al médico.

Lo más importante es llevar un control ginecológico y ecográfico periódico

Ten en cuenta que en la mayoría de estas urgencias es fundamental la detección precoz y muchas se presentan sin síntomas. Además de esto debes usar el sentido común, no hagas sobre-esfuerzos, sobre todo durante el último trimestre. Si tienes un trabajo con alta exigencia física, deberás hablar con tu ginecólogo para valorar hasta cuándo puedes seguir haciéndolo y cuándo debes solicitar la baja. Lleva una alimentación sana y equilibrada, no te dejes llevar por lo que leas por ahí y si tienes dudas sobre lo que puedes o no comer, acude a un profesional sanitario, NO SIGAS NINGUNA DIETA salvo prescripción médica y, sobre todo, no te automediques!

Lo más normal es que no vuelvas a oír hablar de ninguna de estas enfermedades y que consigas un embarazo tranquilo, pero si por desgracia te sucede algo de esto, debes saber que no estás sola, ni tú, ni tu pareja, si la tienes. Hay multitud de asociaciones como unamanita.es donde encontrarás el apoyo que necesitas para seguir adelante y seguir intentándolo.

Por último te recomiendo que visites el área de mujer de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia donde encontraras mucha más información.

laboricariadeferia

 

Total
4
Shares

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.