Sobre cómo manipulan, o lo intentan, los antivacunas

Hoy vamos a desmontar un artículo, de entre los miles que circulan en Internet, sobre lo “peligroso” que es vacunar a tus hijos. La fuente es http://www.saludcasera.com/salud-casera/50-razones-para-vacunar-tus-hijos/ Por supuesto, este artículo viene sin firmar, y la página donde se aloja exhibe, bien a la vista, un descargo de responsabilidad sobre el autor del panfleto, un momento, pero si esta sin firmar ¿no? Pues eso, todo muy claro y transparente.

Bueno una vez leída, entre el asombro y la risa, la sarta de mentiras que componen el citado artículo, vamos a proceder a rebatirlo, punto por punto, con datos, información y ciencia.

Mentiras

  • Mentira 1 [Aunque parezca increíble, realmente no se han realizado estudios científicos para determinar si las vacunas realmente previenen enfermedades. De hecho, los estudios muestran que las vacunas se han introducido cuando las epidemias ya están acabando. Las vacunas están hechas de las enfermedades que pretenden prevenir, así que en ciertas ocasiones pueden causar brotes epidémicos en lugar de erradicarlos.]

Realmente parece increíble porque es MENTIRA, Todos los medicamentos, incluidas las vacunas, en España deben presentar informes y estudios que avalen que su eficacia terapéutica es superior al riesgo de sufrir efectos adversos. Si quieres saber más al respecto te recomiendo que leas este post ¿Quién aprueba el uso de una vacuna en España? ¿Qué criterios utiliza?

En cuanto a que las vacunas pueden causar un brote de la enfermedad, es rotundamente falso. Por supuesto no hay ningún estudio que avale semejante tontería (no puedo haberlo porque es una invención), aunque sí circulan muchos bulos al respecto, cuidado. ¿Por qué no puede pasar esto? Porque las vacunas están compuestas por patógenos (que no enfermedades) inactivados, ¿Qué quiere decir inactivados? Pues que no pueden provocar una infección, como no podía ser de otra manera. No cabe en ninguna cabeza que algún Gobierno permita distribuir epidemias en masa entre su población infantil. Una afirmación sencillamente absurda, inconsistente y estúpida, aunque peligrosa.

  • Mentira 2 [NO se han realizado estudios sobre el efecto a largo plazo de las vacunas. Los estudios se enfocan a corto plazo, en donde se compara a un grupo que ha recibido una vacuna con un grupo que ha recibido otro tipo de vacunas. Técnicamente, los estudios también deberían incluir a un grupo de personas que no hayan recibido vacunas.]
  • Mentira 3 [Nunca se ha realizado un estudio oficial con la intención de comparar una población vacunada con una población que no lo esté para determinar los efectos que tienen esas vacunas en los niños y la sociedad. Algunos estudios independientes indican que los niños vacunados son en promedio más propensas a enfermarse.]

Nuevamente MENTIRA, la AEMPS realiza actualizaciones periódicas de todos los fármacos autorizados y si detecta problemas o se producen cambios en la relación riesgo/beneficio, puede ordenar la retirada de la autorización. Además, todas las solicitudes para la comercialización de las vacunas incluyen estudios doble ciego, que comparan la eficacia de la vacuna con una población de control a la que se le administra un placebo. Me hace especial gracia la parte que dice “Algunos estudios independientes” genial ¿Cuáles?… ya os respondo yo, NINGUNO SERIO y desde luego NINGUNO INDEPENDIENTE. Aquí rebatimos, nuevamente con ciencia, uno de estos supuestos estudios científicos. Entra, merece la pena que aprendas como intentan tomarte el pelo.

  • Mentira 4 [En diversos países, los niños no reciben sólo una vacuna, sino varias. Prácticamente no se han hecho estudios para determinar los efectos de múltiples vacunas en el cuerpo de un infante.] 

Nuevamente rotundamente FALSO. En el punto 4.5 de la ficha técnica de cualquier vacuna podréis ver su interacción con otras vacunas y las recomendaciones al respecto basadas, como no podía ser de otra manera, en estudios clínicos. Aquí podéis consultar cualquier ficha técnica de cualquier medicamento.

  • Mentira 5 [No hay razón para vacunar demasiado a los niños. Las vacunas efectivamente ayudan a prevenir enfermedades, pero los niños sufren en promedio de menos del 2% de las enfermedades que pueden ser prevenidas con vacunas, pero se les aplica cerca del 98% de las vacunas. Vacunar no es siempre algo dañino, pero los resultados son impredecibles y arriesgados.]

Decir esto, además de falso, es asqueroso. Precisamente la incidencia de las enfermedades contra las que nos vacunas es tan baja, gracias a la vacunación. Esto es muy fácil de comprobar acudiendo a las cifras de vacunación de la OMS. Si dejamos de vacunar a los niños pasará lo que ya está pasando en países como Italia, brotes virulentos de enfermedades como el sarampión. Este tipo de argumentos aprovechan los efectos beneficiosos de la inmunidad colectiva para criticarla. En España nadie recuerda una epidemia de sarampión, o poliomielitis, y ese recuerdo lejano puede hacernos pensar que son enfermedades con una escasa incidencia por su propia naturaleza ¡Error! Estas enfermedades son altamente infecciosas, provocan graves secuelas y se propagan muy rápidamente si les dejamos la posibilidad. Si su incidencia es baja es porque el 95% de la población infantil esta vacunada, no porque no tengan capacidad infecciosa. Si tú no vacunas, nos pones en riesgo a todos.

  • Mentira 6 [Los niños son vacunados debido mayormente a que la falta de información sobre el tema hace que sea más fácil el inducir a las personas a vacunar a sus hijos.]

Falso. Es justo al revés, cuanta menos información tiene, más fácil es de manipular una persona con cuentos chinos como los que cuenta esta gente. Si de verdad estás informado, te costará mucho no vacunar a tus hijos, los datos y las cifras hablan. Si quieres información veraz y contrastable este es tu sitio.

  1. Vacunación, todo lo que debes saber al respecto
  2. ¿Quién aprueba el uso de una vacuna es España?
  3. AEMPS- Vacunas
  4. OMS- Vacunas (por favor visitad la sección de mitos y hechos contrastados, no tiene desperdicio)
  • Mentira 7 [Se recomienda que los infantes más pequeños consuman UNICAMENTE la leche materna hasta los 6 meses de edad. Esto se debe a que sus frágiles cuerpos difícilmente toleran mucho más que eso. Sin embargo, esto no parece detener a la mayoría de la población, que vacuna a los niños aún sin saber claramente cuáles son los efectos a largo plazo.]

El propio enunciado dice que es una recomendación, lo que no dice es que es una recomendación alimentaria que nada tiene que ver con la supuesta fragilidad de los cuerpos de los peques a los que, desde que nacen, se les pueda dar, paracetamol, suplementos alimentarios, vitamina d, leche de fórmula, etc., además, si se les opera se les administran fármacos opiáceos para anestesiarlos, que, por cierto, también tiene efectos adversos que pueden ser graves y en muy pocos casos pueden llegar a provocar shock y muerte, ¿Dejaremos sin operar a nuestros nenes por esto?. En cualquier caso, si quieres conocer una estadística realmente letal, miremos las defunciones infantiles por accidente de tráfico, que te puedo asegurar que son muy superiores, ¿Vas a dejar de utilizar el coche con tus hijos? y así podríamos seguir extendiendo la paranoia hasta el infinito.

  • Mentira 8 [Al sentir los síntomas de alguna enfermedad, usualmente creemos que la enfermedad los causa. Esto es falso, ya que el sistema inmunológico es el creador de los síntomas en respuesta a patógenos. Suprimir la habilidad del cuerpo de alarmar y luchar contra enfermedades causa que el sistema inmunológico sea más y más débil con el tiempo, lo que podría causar que las personas vacunadas se enfermen más que las no-vacunadas.]

Falso. Ninguna vacuna suprime o disminuye la respuesta inmune del organismo, todo lo contrario, estimula la respuesta ante un patógeno desconocido al que, si no fuésemos vacunados, nuestro cuerpo no sabría reconocer como amenaza hasta que estuviera avanzada la infección.

  • Mentira 9 [Entre las enfermedades y condiciones que están relacionadas con el uso de vacunas se encuentran: síndrome de inmunodeficiencia en simios, ictericia, leucemia, diversos tipos de cáncer, diabetes, autismo, entre otras.]

Falso. No existe, ni existirá ningún estudio científico sólido, realizado por profesionales, que apoye, ni de lejos, esta ocurrencia. Lo que si existen son miles que rechazan este supuesto, puedes ver unos cuantos al final de este post, además, os recuerdo que este otro post deja bien claro, la validez de los “estudios científicos” en los que se basa esta gente para decir semejantes disparates.

  • Mentira 10 [Al estimular ciertas inmunidades en el cuerpo, las vacunas han creado una alarmante alza en enfermedades autoinmunes.]

Esto directamente daría risa, si no fuera porque hay gente que realmente se lo cree. Si fuera cierto cualquier respuesta inmunitaria del organismo podría derivar en una enfermedad autoinmune. Cuidado con la gripe no te vaya a dar un lupus (si la enfermedad favorita del Dr. House).

  • Mentira 11 [Diversos gobiernos han debido pagar enormes sumas de dinero como compensación, luego de que las vacunas suministradas a la población causaron diversas enfermedades y condiciones.]

Cómo me gusta la posverdad. No hay ningún dato que secunde esta afirmación, absolutamente nada, se escribe y es verdad porque lo digo yo (que no se sabe ni quien soy) y porque lo digo muchas veces. ¡OLE! Por supuesto no sabemos a qué gobiernos ni a qué casos hace referencia. Sí es verdad que, por ejemplo, que en España hay una denuncia con sentencia condenatoria contra la Administración (no contra el fabricante), pero por negligencia al suministrar la vacuna contra el virus del papiloma a una persona con problemas respiratorios, algo que está completamente contraindicado (en esta vacuna en concreto), y por supuesto, estudiado. De ahí, la sentencia judicial que en ningún caso tiene que ver con la seguridad de la vacuna en cuestión. Si el problema hubiera sido de la vacuna, la denuncia y el pago los tendría que asumir el fabricante de la misma.

  • Mentira 12 [Las vacunas NO previenen enfermedades, sólo hacen al cuerpo más resistente, pero no totalmente inmune a alguna enfermedad. Las vacunas estimulan un determinado tipo de inmunidad en el cuerpo, pero nada impide que una enfermedad pueda mutar y luego entrar en el organismo. Las vacunas como método de prevención de enfermedades sólo son útiles en casos muy específicos.]

Las vacunas no previenen enfermedades, cierto, provocan que las células encargadas de defender el organismo aprendan a reconocer y eliminar los patógenos contra los que inmunizan. Es cierto que su efectividad no es del 100%, pero se acerca mucho, es del orden del 95% , puedes comprobarlo en la ficha técnica o el prospecto de cada una de ellas. Todo esto es información pública que nadie oculta. Como también es sabido que, para los virus con mutaciones conocidas, como el de la gripe, se elabora anualmente una vacuna distinta efectiva contra la nueva cepa. Con lo que, sí que hay algo que impide a una enfermedad mutada desarrollarse en un cuerpo, una vacuna. Por cierto, la enfermedad ni muta ni entra en ningún organismo, es el patógeno que provoca la enfermedad el que hace ambas cosas.

  • Mentira 13 [Si un niño resulta afectado por alguna condición relacionada al uso de vacunas, prácticamente nadie puede ayudarlo, ya que no hay muchos sistemas de tratamiento ante este tipo de eventualidades. La conexión entre las vacunas y ciertas condiciones es rechazada por las industrias que hacen las vacunas.]

O sea que si mi nene sufre una reacción alérgica a una vacuna no le pueden pinchar, ¿por ejemplo? cortisona. Es más amigo intoxicador, es obligatorio para cualquier fabricante adjuntar en la solicitud de comercialización de la vacuna un plan de gestión de riesgos que incluya instrucciones a profesionales sanitarios en caso de reacción adversa. Además, estos profesionales sanitarios están obligados a informar sobre cualquier eventualidad que altere la relación riesgo/beneficio del medicamento y, por tanto, pueda llevar a la revocación de la autorización de distribución y comercialización y a la posterior retirada de la vacuna.

  • Mentira 14 [Diversos estudios independientes parecen sugerir que los niños vacunados son más propensos a sufrir de asma, dermatitis, alergias, retrasos en el desarrollo, trastornos de déficit de atención, hiperactividad, entre otras.]

Aquí ya nos estamos repitiendo más que el ajo, me remito al tercer párrafo de este disparate.

  • Mentira 15 [Varios tipos de vacunas han debido ser retiradas del mercado debido a los conservantes y otros ingredientes que llevan. Usualmente la población no sabe exactamente qué es lo que hay en las vacunas, y al no saberlo, corren el riesgo de ser alérgicos a estos ingredientes.]

Otra vez, una afirmación sin ningún apoyo, sencillamente hay que creérsela porque la dice el señor X. Lo que es cierto es que periódicamente se retiran lotes de vacunas porque no cumplen con los estándares que fija la AEMPS, véase este artículo, o este otro, síntoma de que los mecanismos de control funcionan.

  • Mentira 16 [Hoy en día, para ahorrar tiempo y dinero se inyectan distintos tipos de vacunas al mismo tiempo. Esto no le da tiempo al cuerpo a reaccionar adecuadamente y usualmente el sistema inmunológico no puede responder adecuadamente, lo que hace a las personas más propensas a sufrir las enfermedades que las vacunas intentaron prevenir.]

A esto dejaremos que sea la propia OMS la que conteste.

Extracción literal Fuente: OMS.

[Mito 6: La administración simultánea de más de una vacuna puede aumentar en los niños el riesgo de efectos secundarios nocivos, que a su vez pueden sobrecargar su sistema inmunitario. FALSO

Hecho 6: Las pruebas científicas revelan que la administración simultánea de varias vacunas no conlleva ningún efecto secundario sobre el sistema inmunitario del niño. Los niños están expuestos cotidianamente a cientos de sustancias extrañas que desencadenan una respuesta inmunitaria. El simple hecho de ingerir alimentos introduce nuevos antígenos en el organismo, y numerosas bacterias viven en la boca y la nariz. Un niño está expuesto a muchísimos más antígenos como consecuencia de un resfriado común o una faringitis, que por las vacunas. Las principales ventajas de la administración simultánea de varias vacunas es que requiere menos consultas ambulatorias, lo que permite ahorrar tiempo y dinero y aumenta las probabilidades de que los niños completen el calendario de vacunación recomendado. Además, la posibilidad de recibir una vacunación combinada, por ejemplo, contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola, supone menos inyecciones.]

Tergiversación y magnificación

  • Las vacunas contienen mercurio y otros metales pesados en dosis nocivas para la salud.

 Este es uno de los argumentos recurrentes de los antivacunas y de donde parten todas las disparatadas teorías de que relacionan las vacunas con el autismo y con enfermedades neurodegenerativas. Es cierto que algunas vacunas (sobre todo las más antiguas) contienen tiomersal (una sal de mercurio) y a ese hecho se agarra esta gente sin, por supuesto, entrar a valorar la cantidad de mercurio que realmente está presente en una vacuna ¿Por qué? pues porque LAS CANTIDADES DE MERCURIO PRESENTES EN LAS VACUNAS SON INOCUAS. No suponen un riesgo para la salud y no lo digo yo, sino los múltiples estudios al respecto (te recuerdo que puedes ver una pequeñísima muestra de ellos al final del post) y la OMS. Para que entiendas bien de que estamos hablando voy a ponerte un par de ejemplos.

Si te tomas 10 botes de jarabe para la tos a base de dextrometorfano, acabarás en el hospital con convulsiones, pero no veras a nadie haciendo campaña en contra de los jarabes para la tos, aunque ciertamente existe un riesgo para la salud, además, estos jarabes se pueden comprar sin receta. Si en vez de 10 botes de jarabe te tomas un litro de lejía, el daño será todavía mayor, sin embargo, si tomas la dosis recomendada de jarabe, seguramente dejarás de padecer esa incómoda tos seca y si añades unas gotas de lejía en un litro de agua, podrás utilizarla para desinfectar las verduras antes de consumirlas y evitar así contraer la toxoplasmosis durante el embarazo.

¿A dónde quiero llegar con todo esto? pues es bien sencillo:

La toxicidad depende, sobre todo de la dosis, no se pueden extrapolar los efectos de una intoxicación por mercurio a la toma de cantidades mínimas. Dicho de otra forma, los antivacunas te dicen que, aunque tomes una cantidad ínfima, sufrirás una intoxicación igual a la que te daría si trabajaras en una mina de mercurio y esto es MENTIRA. 

y es que, en cualquier pescado o marisco, fruta o verdura, que compres hay más mercurio que en una vacuna. Oigan, hagamos una campaña que relacione el consumo de fresas con el autismo.

  • [Las vacunas suelen ser útiles sólo por determinados períodos de tiempo. Es más lucrativo agregarle conservantes a las fórmulas, para hacerlas más duraderas, en lugar de hacer más vacunas. Estos conservantes pueden incluir metales pesados como aluminio y mercurio, entre otros. Los metales pesados hacen daño en el organismo aún en dosis bajas. No se ha hecho nada para remediar esto ya que quitar el mercurio de las vacunas las haría más caras.]

Otro asqueroso argumento. Las vacunas DEBEN ser baratas para que sean accesibles a todo el mundo. Desgraciadamente no vivimos en el País de la Piruleta y no se puede pretender vacunar a 50 millones de personas con una vacuna que cuesta 300 euros por dosis. Así que el Estado que, en España como en la mayoría de países, es el encargado de fijar el precio de los medicamentos (sí, es un mercado intervenido, los precios de los medicamentos no son libres) negocia con los fabricantes el precio de las vacunas y eso lo saben los fabricantes, que no trabajan por amor al arte, que elaboran formulas ajustadas a este precio. Y en cuanto a los metales, me remito al punto anterior.

Y ahora el mejor argumento de todos, no aparece en esta web pero es el que termina cualquier conversación racional con esta gente.

  • Todos los estudios del gobierno y las farmacéuticas están amañados para favorecer la vacunación.

Bien, me alegra llegar hasta aquí. Si esto fuera cierto, habría miles de profesionales sanitarios que presentarían estudios sólidos, serios y fundados que pondrían de manifiesto el fraude, sería un escándalo que aparecería en todos los periódicos y en todos los telediarios, que pondrían el grito en el cielo por la manipulación que supuestamente sufriríamos. ¿Qué? Todos comprados también para callar ¿No? Bien, os refresco la memoria ¿Os acordáis del Tamiflu? ¿La supuesta vacuna contra la Gripe A? Pues, se ha demostrado que “debido a un error” los amigos de Roche (el fabricante) sobrestimaron la utilidad de su vacuna, algo que les hizo vender cientos de millones de dosis y ganar cientos de millones de euros (pobrecitos…), como no podía ser de otra manera, fue un escándalo a nivel mundial. Aquí tenéis la noticia en varios medios nacionales e internacionales.

Parece más que evidente que si estuviéramos inmersos en una conspiración gubernamental provacunas, nos habríamos enterado por algún medio de comunicación o profesional sanitario decente.

A parte de esto, hay que pensar en qué sacaría el Estado de promover el uso de vacunas, que no sirvieran para nada más que para enfermar a la población y generar gasto sanitario. ¿Tanto recortar en hospitales, medios técnicos y humanos y vamos a despilfarrar en vacunas que solo servirían para llenar los centros sanitarios de pacientes? Sin sentido, ¿Verdad? Pues el mismo que tiene relacionar las vacunas con el autismo.

Por último, quiero que reflexionemos sobre lo mezquino que resulta no vacunarse. Al no hacerlo, no solo nos ponemos en riesgo nosotros y a nuestros hijos, sino al resto de la población, sobre todo, a los más débiles, niños e inmunodeprimidos ¿Y para qué?… no hay razón.

Creo que les hemos dado un buen repaso a todos estos iluminados que están jugando con nuestra salud y con la de nuestros hijos. Esto es lo que son, así de mal hacen las cosas y ese es el rigor de su “pseudociencia”. Como he dicho antes, todo este tema me lo tomaría a risa si no fuera porque el mensaje de estos ineptos está calando entre la gente y eso es lo que me preocupa. Hoy en día, con la cantidad de medios para informar de los que se dispone, cualquier mentira repetida 1000 veces, por estúpida que sea, acaba filtrándose y pudriendo poco a poco a la razón. No sé que es lo que mueve a una persona a escribir este tipo de cosas, no sé que intereses hay detrás de los antivacunas, lo que sí sé, es que están llegando a España, sobre todo a Cataluña. Todavía no tienen la fuerza que tienen en Italia, Alemania o Francia, sin embargo, no nos podemos dormir, no podemos dejar que se extienda esta infección, hay que frenar este virus de estupidez colectiva con la vacuna de la información, la razón y la ciencia y podemos hacerlo entre todos, podemos decidir no ser parte del problema, no difundir estos bulos, ni ningún otro que pueda afectar a la salud de los demás, y poner la cara colorada a todos los que sí lo hagan usando los argumentos que nos da el conocimiento. ¡Únete al movimiento ANTI-IDIOTIZACIÓN, somos muchos más!

Desde aquí os propongo que si encontráis algún artículo de este tipo me escribáis y juntos lo rebatiremos y lo denunciaremos públicamente como hemos hecho con este. A ver si desde el Gobierno empiezan darse cuenta del problema y a cerrar este tipo de webs, que le hacen un flaco favor a la salud pública y al interés general.

laboticariadeferia

Estudios que rechazan la relación causal de la vacunación con enfermedades como el autismo, la diabetes, etc.:

Autism and measles, mumps, and rubella vaccine: no epidemiological evidence for a causal association.

Time Trends in Autism and in MMR Immunization Coverage in California.

Measles-Mumps-Rubella and Other Measles-Containing Vaccines Do Not Increase the Risk for Inflammatory Bowel Disease.

The Childhood Immunization Schedule and Safety.

On-time Vaccine Receipt in the First Year Does Not Adversely Affect Neuropsychological Outcomes.

Evaluation of Immunization Rates and Safety Among Children With Inborn Errors of Metabolism.

Measles-Containing Vaccines and Febrile Seizures in Children Age 4 to 6 Years.

Thimerosal exposure in infants and developmental disorders: a retrospective cohort study in the United kingdom does not support a causal association.

Autism and thimerosal-containing vaccines: lack of consistent evidence for an association.

Thimerosal and Ocurrence of Autism: Negativ Ecological Evidence From Danish Population-Based Data.

Association Between Thimerosal-Containing Vaccine and Autism.

Mercury concentrations and metabolism in infants receiving vaccines containing thiomersal: a descriptive study.

Pervasive Developmental Disorders in Montreal, Quebec, Canada: Prevalence and Links With Immunizations.

United Nations Environmental Program (UNEP)-convened Intergovernmental Negotiating Committee Meeting 4 (INC4), 3 to 4 April 2012, Salle D, WHO headquarters, Geneva, Switzerland.

Pichichero M, Gentile A, Giglio N et al. Mercury Levels in Newborns and Infants After Receipt of Thimerosal-Containing Vaccines.

Croen LA, Matevia M, Yoshida CK and Grether JK. Maternal Rh D status, anti-D immune globulin exposure during pregnancy, and risk of autism spectrum disorders.

Y así, miles, todos independientes (los estudios de los fabricantes, como ya hemos visto, los encontrarás en la ficha técnica de cada vacuna), todos realizados con metodología científica, todos realizados por investigadores profesionales, en definitiva, todos estudios serios y sólidos que llegan a una misma conclusión.

 

 

 

Total
13
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.