Uso y abuso del paracetamol en niños

¿Qué problemas tiene el paracetamol?

El principal peligro del paracetamol es que la dosis terapéutica está muy cerca de la dosis hepatotóxica por lo que es muy fácil pasarse de la dosis segura. Hay multitud de evidencias de daño hepático tanto en usos cortos por encima de la dosis terapéutica como en usos prolongados en el tiempo. El problema viene muchas veces al calcular la dosis en niños:

  • Hay que ser muy preciso, 1,2 ml no es igual a 1,5 ml.
  • La dosis se calcula por peso NUNCA POR EDAD.
  • El peso no se estima, ni se calcula a ojo, es muy importante administrar la dosis justa.
  • Hay que respetar el tiempo de administración tanto entre dosis como el total del tratamiento.

Además, hay que educar a los niños en el uso racional de los medicamentos. Lo mejor que se puede hacer ante un dolor ocasional de cabeza, que no es incapacitante ni afecta a la calidad de vida es aguantarse y si se prolonga horas o días, acudir al médico. Con esto no digo que haya que resistir el dolor hasta que sea insoportable, pero sí que no todos los dolores requieren de medicación y que desgraciadamente hoy en día tenemos muy interiorizado que ante la mínima molestia hay que tomar analgésicos.

Otra cosa importante es que la fiebre moderada no es el enemigo, es un mecanismo natural de defensa del organismo, ya lo sabemos, ¿Verdad? Lo hemos oído miles de veces ¿Entonces por qué lo primero que hacemos cuando nuestro peque tiene unas décimas de fiebre es darle Paracetamol? Si nuestro bebé tiene fiebre moderada y estamos preocupados lo llevamos al pediatra, pero no debemos administrarle antipiréticos por nuestra cuenta a nuestros hijos.

¿Cuándo NO debo administrar paracetamol?

SIN PRESCRIPCIÓN MÉDICA por mucho que haya presentaciones que sean de venta libre.

Si el niño está incómodo o llora mucho. Si llora mucho llévalo al pediatra.

Para tratar la tos o los mocos.

Para que el niño se calme.

Ante dolores leves, dolores de cabeza, o demás dolores inespecíficos. Lo mismo de siempre, si al niño le duele algo hay que controlarlo y si el dolor es recurrente, persistente, o incapacitante llevarlo al pediatra.

Si el niño tiene fiebre baja.

Para prevenir la fiebre, por ejemplo, después de inocularle una vacuna.

Porque no se que le pasa a la niña o al niño (esta es la que más me gusta).

Además de esto como siempre no debemos presionar al pediatra para que le recete ni paracetamol ni ningún otro medicamento, no le estamos haciendo ningún bien a nuestro hijo.

¿Cuándo SÍ debo dárselo a mi bebé?

Cuando el pediatra lo prescriba

  • Para controlar la fiebre, siempre que suponga una alteración del estado general de salud
  • Como analgésico
  • El paracetamol no tiene más indicaciones.

En caso de fiebre muy alta (>40°) y llevarlo al pediatra cuanto antes.

Como conclusión podemos decir que el paracetamol, como todos los medicamentos, NO ES INOCUO, además hay que ser especialmente precisos calculando la dosis ya que, como hemos dicho, la dosis terapéutica y la tóxica están bastante más cercanas de lo que sería normal para otros fármacos.

Por último, hay que dejar claro que los medicamentos no son buenos o malos per se, sencillamente hay que saber administrarlos en su justa medida y de acuerdo con su indicación terapéutica y si un medicamento está aprobado para su comercialización en España es porque ha demostrado científicamente una relación riesgo beneficio satisfactoria para una indicación concreta y en unas dosis específicas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.